Elimine todo el moco

eliminar los mocos

La mucosidad también puede cambiar de color. Mucha gente piensa que la flema amarilla o verde indica la presencia de bacterias. Pero no siempre es así. También puede deberse a la presencia de glóbulos blancos (neutrófilos). Estas células contienen una enzima verdosa. Cuando esta enzima está presente en grandes cantidades en el moco, éste puede tener un tinte verde.

Remedios para los mocos y secreciones en la garganta

1. Jengibre y miel

El jengibre tiene poderosas propiedades terapéuticas. Por eso se utiliza a menudo para tratar los resfriados. El jengibre también actúa sobre la mucosidad recalcitrante. Ayuda a reducir la tos y a suavizar las vías respiratorias.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas: es ideal si tienes dolor de garganta, un resfriado y estás congestionado con mucosidad. La miel deposita una capa protectora en tu garganta. Esto reduce la irritación y permite que las membranas mucosas afectadas se recuperen.

Receta casera: Calentar 2 cucharadas de miel. Asegúrate de que la temperatura no exceda los 40°C, ya que la miel pierde sus propiedades terapéuticas a altas temperaturas.

Añade una cucharadita de jengibre rallado a la miel. Puedes tomar 2 cucharadas durante 3 días.  Si los síntomas persisten, consulte a un profesional de la salud.

2. Gárgaras de agua salada

Mezcla una cucharada de sal de mesa en un vaso de agua caliente. Haga gárgaras con la mezcla durante unos minutos, 3 veces al día. ¡No trague! Se sentirá mucho mejor después de unos minutos de gárgaras.

3. Cúrcuma

La cúrcuma es un verdadero súper alimento. Alivia el dolor, reduce la inflamación y aumenta la resistencia. ¡Exactamente lo que necesitas!

Mezcla media cucharadita de pimienta negra y polvo de cúrcuma en un vaso de leche vegetal caliente. También añade una cucharadita de miel. Bébalo diariamente hasta que la mucosidad se diluya.

No use leche de vaca para esta receta: los productos lácteos pueden espesar la mucosidad, produciendo el efecto contrario al deseado.

4. Bebidas calientes

Una buena taza de té de hierbas caliente ayuda a diluir la mucosidad obstinada. Si quieres deshacerte de tu flema, un té de hierbas con menta, tomillo, manzanilla o equinácea es una muy buena opción. De hecho, la bebida caliente Echinaforce, compuesta de equinácea y bayas de saúco, es muy beneficiosa para ayudar a combatir la mucosidad. ¡Simplemente mezcla una cucharadita en agua caliente y disfruta!

5. Inhalación con aceites esenciales

La inhalación de vapor de agua ligeramente salado con aceites esenciales añadidos como el eucalipto o el romero se utiliza para humedecer las membranas mucosas. También puede poner unas gotas de estos aceites esenciales en un pañuelo e inhalar profundamente para ayudar a despejar las vías nasales.

6. La combinación de equinácea, salvia y menta es una gran manera de limpiar las vías nasales.

¡Si te atrapan con un rebelde “gato en la garganta”, el spray de garganta Echinaforce podría ayudarte a deshacerte de él rápidamente! Esta combinación única de equinácea, menta y salvia actúa rápidamente para aliviar el dolor de garganta.

7. Tomillo y hiedra

Una tintura que combina hiedra y tomillo ayuda a adelgazar la capa de moco para facilitar la expectoración y también ayuda a aliviar los espasmos bronquiales. Estas hierbas trabajan muy rápidamente para aflojar las secreciones y si tienes tos… toserás menos, pero cuando lo haces, ¡es por algo!

8. Los brotes de abeto

Si alguna vez te encuentras con una tos persistente, un extracto de brotes de abeto podría hacerte mucho bien.  Indicado para aliviar los síntomas asociados con las secreciones de moco del tracto respiratorio, el jarabe de Santasapina – gracias a las propiedades antisépticas y antibacterianas de los primeros brotes – ayuda a expulsar el material que puede obstruir los pulmones.


1 comentario en «Elimine todo el moco»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *