¿Una infección renal se puede tratar en el hogar? | NOTIMUNDODBS

¿Una infección renal se puede tratar en el hogar?

Infección renal

¿Una infección renal es motivo de preocupación?

Infección renal es una afección médica grave que requiere un tratamiento inmediato. Estas infecciones a menudo comienzan como una infección del tracto urinario (ITU) o una infección de la vejiga que luego se propaga para afectar uno o ambos riñones.

Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolores de espalda o costado
  • Dolor en la ingle
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Micción frecuente
  • Orina turbia, que huele mal o que contiene sangre

hay una gran posibilidad de que si pueda utilizar algunos o todos remedios caseros junto con su tratamiento médico prescrito para asi aliviar algunos síntomas y mejorar la salud de los riñones, pero no debe tratar de tratarse solo. Siempre debe consultar primero a un médico, para el diagnóstico y para discutir las opciones de tratamiento.

Interesante:Las 12 mejores frutas mas saludablesLas 12 mejores frutas mas saludables

Cuando buscar atención médica inmediata

Las infecciones urinarias son incómodas, pero no son una emergencia médica inmediata. Algunas personas cometen el error de suponer que lo mismo es cierto con una infección renal.

Las infecciones renales son condiciones serias y que hacen requerir atención médica. Sin tratamiento, una infección renal (a veces llamada pielonefritis) puede causar rápidamente daño renal a largo plazo o cicatrización renal. Estas infecciones también pueden causar sepsis , lo que puede provocar un shock .

Debido a esto, una infección renal puede ser fatal si se le permite progresar. No se arriesgue si un profesional médico no lo trata.

Interesante:salud ocularComa estos alimentos para una mejor salud ocular

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: ¿como puedo perder peso?

Tratamiento médico

Los antibióticos son siempre la primera línea de defensa contra una infección renal. Si la infección renal no es grave, es probable que su médico le recete antibióticos orales una o dos veces al día durante 10 a 14 días. Debe tomar todo el curso de antibióticos, incluso si se siente mejor dentro de varios días. Su médico lo alentará a beber mucha agua.

Las infecciones renales graves pueden requerir ingreso en el hospital. Se le administrarán líquidos y antibióticos por vía intravenosa por vía intravenosa, los cuales pueden ayudar a tratar la infección.

Si tiene infecciones urinarias recurrentes que lo ponen en mayor riesgo de infecciones renales frecuentes, su médico lo ayudará a establecer la causa de su frecuencia y lo ayudará a evitar que ocurran más infecciones.

Tratamientos complementarios que puedes hacer en casa

Algunas personas prefieren tratar afecciones médicas con remedios caseros o remedios alternativos.

Debido a la gravedad de las infecciones renales, es importante que no confíe en los remedios caseros. En cambio, debe tomar los antibióticos recetados que le da su médico y usar remedios caseros para ayudar a aliviar los síntomas o el dolor. También puede usar remedios caseros para evitar las infecciones urinarias y mejorar la función renal.

1. Bebe mucha agua

El beber bastante agua puede ayudar a sacar o eliminar las bacterias del cuerpo, ayudando a eliminar la infección más rápidamente. También puede ayudar a limpiar todo el sistema urinario.

tomar o Beber mucha agua también puede ayudar a prevenir las infecciones urinarias que pueden provocar infecciones renales, por lo que es una buena práctica mantenerlas. Trata de beber al menos ocho vasos de líquidos al día.

2. Beber jugo de arándano

El jugo de arándano se ha sabido utilizar durante mucho tiempo como un remedio para las infecciones urinarias y la vejiga. Existe alguna evidencia de que beber jugo de arándano puede ayudar o prevenir las infecciones urinarias en algunas personas.

Muchas personas prefieren el sabor dulce del jugo de arándano al agua, lo que les ayuda a beber más. Sin embargo, los jugos de arándanos llenos de edulcorantes adicionales no son excelentes para usted. Un suplemento de arándano o jugo de arándano puro es una forma más saludable de obtener los beneficios de los arándanos .

3. Evite el alcohol y el café.

El papel más importante de los riñones es filtrar las sustancias nocivas y las toxinas, y tanto el alcohol como la cafeína pueden requerir un trabajo adicional de los riñones. Esto puede dificultar el proceso de curación de una infección. El alcohol y los antibióticos tampoco deben mezclarse, por lo tanto, evite el alcohol durante su tratamiento por este motivo.

4. Toma probióticos

Los probióticos tienen dos grandes beneficios a la hora de tratar las infecciones renales. La primera es que ayudarán a mantener controladas las bacterias saludables de su cuerpo, a pesar de que los antibióticos pueden eliminar tanto las bacterias "buenas" como las "malas".

También hay evidencia de que los probióticos pueden ayudar a los riñones a procesar los materiales de desecho, y cuanto mejor funcionen sus riñones, más efectivo será el tratamiento.

5. Obtenga un poco de vitamina C

La vitamina C es un poderoso antioxidante que ayuda a proteger los tejidos del cuerpo del estrés oxidativo, lo que puede ayudar automáticamente a promover la salud renal. También hay investigaciones más antiguas Fuente confiableeso demuestra que la vitamina C puede prevenir la cicatrización renal durante la infección renal aguda y aumentar las enzimas dentro de los riñones. Puede tomar suplementos de vitamina C o alimentos ricos en nutrientes .

6. Prueba el jugo de perejil

El jugo de perejil es un diurético rico en nutrientes Fuente de confianzaeso puede aumentar la frecuencia y la cantidad de micción. Esto puede podra brindar una gran ayuda a deshacerse o eliminar las bacterias en los riñones más rápido, haciendo que los antibióticos sean aún más efectivos. Si no le gusta el sabor del perejil directamente, puede mezclarlo en un batido con frutas de sabor fuerte, como arándanos o arándanos para obtener mejores resultados.

7. Consume manzanas y jugo de manzana

Las manzanas también son ricas en nutrientes. Su alto contenido de ácido puede ayudar a los riñones a mantener la acidez en la orina, posiblemente inhibiendo un mayor crecimiento de bacterias. También tienen propiedades antiinflamatorias, que pueden ser beneficiosas para ayudar a los riñones a sanar después de la infección. Aprenda más sobre los muchos beneficios para la salud de las manzanas.

8. Toma un baño de sal de Epsom

Tanto las sales de Epsom como el agua tibia pueden aliviar el dolor. Esto puede ayudar a que los incómodos efectos secundarios de la infección renal sean un poco más tolerables mientras espera que los antibióticos surtan efecto.

Dado que el dolor abdominal es a veces un síntoma de antibióticos, así como de infecciones renales, esto también podría ayudar incluso después de que se resuelvan los síntomas de la infección renal. Lea sobre cómo hacer un baño de desintoxicación con sal de Epsom , así como los posibles efectos secundarios a tener en cuenta.

9. Use analgésicos sin aspirina

Los analgésicos sin aspirina pueden ayudar a aliviar las molestias. El ibuprofeno , incluidos Motrin y Advil, así como el acetaminofeno (Tylenol) también pueden ayudar a combatir las fiebres causadas por la infección.

10. Aplicar calor

Mientras espera que los antibióticos entren en acción, puede usar la terapia de calor para reducir el dolor. Aplique una almohadilla térmica o una botella de agua caliente en el área afectada y manténgala encendida durante aproximadamente 20 minutos a la vez.

¿Qué pasa con el vinagre de manzana?

El vinagre de sidra de manzana es uno de los remedios caseros más populares, sin importar el tipo de afección que intentes tratar. Algunos lo promocionan también como un remedio para las infecciones renales, gracias a sus propiedades antibacterianas. Dicho esto, no hay evidencia o investigación disponible que respalde este uso.

¿Qué pasa con el bicarbonato de sodio?


El bicarbonato de sodio se utiliza comunmente, como remedio casero para tartar las infecciones renales, y algunos creen que puede ayudar a desintoxicar los riñones al ayudarlos a filtrar mejor. Tampoco hay evidencia para apoyar esto.

Por el contrario, incluso puede ser peligroso intentar usar bicarbonato de sodio para este propósito. Un estudio de 2013 encontró que el mal uso del bicarbonato de sodio en realidad condujo a la admisión hospitalaria de algunas personas por desequilibrios electrolíticos, depresión respiratoria o alcalosis metabólica .

Nota:
Las infecciones renales son una afección grave que requiere un tratamiento inmediato por parte de un profesional autorizado con antibióticos. Los remedios caseros tambien se pueden utilizar como un tratamiento complementario para ayudar a aliviar otros síntomas, pero asegúrese de consultar a su médico antes de usarlos para asegurarse de que no interfieran con su tratamiento.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: Sistema inmunológico 11 jugos que lo estimularán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para brindar una mejor experiencia de usuario y con el cumplimiento de los ordenamientos siguientes Mas informacion