fbpx

Piel grasa: 5 hábitos que pueden ayudar a reducir la grasa del rostro


La mayoría de las veces, la piel grasa es sinónimo de malestar (pero no debería serlo). Además del brillo intenso, este tipo de piel también sufre de poros dilatados, puntos negros y granos. Todas estas características son un reflejo del exceso de grasa en el rostro, que se puede domar siguiendo una rutina de cuidado de la piel adecuada y otros cuidados importantes para la piel grasa.

Si quieres controlar esta situación, hemos separado 5 sencillos hábitos que cambiarán tu piel a mejor. Esto es lo que hay que hacer

  1. lavarse la piel dos veces al día

Lavarse la cara es mucho más que un paso en la rutina de cuidado de la piel grasa. Entre sus beneficios, la limpieza ayuda a eliminar los residuos, los restos de productos, el maquillaje y el exceso de grasa. Así que, aunque estés en casa, lávate la cara dos veces al día con un jabón líquido que limpie en profundidad y elimine la grasa sin dañar tu piel.

  1. Aplicar un protector hidratante después de la limpieza

Después de lavarse la cara con jabón líquido, es importante aplicar un protector solar hidratante para evitar el efecto rebote de la grasa y también para proteger la cara contra los rayos UVA y UVB. Si no quieres que el exceso de brillo vuelva a aparecer, utiliza un producto de textura mate, así como activos que controlen la oleosidad, como la vitamina C, que ayuda a igualar y reducir las manchas de la piel.

Además del producto tradicional, también puede invertir en una crema hidratante con color, además de todos los beneficios ya mencionados, el cosmético protege el rostro de la luz visible, emitida por los dispositivos electrónicos, ventanas y lámparas. Por no hablar de que proporciona una cobertura increíble con la de una base de maquillaje, lo que ayuda a cubrir manchas, ojeras, cicatrices de acné y lesiones de granos.

  1. Desmaquillarse antes de acostarse

Dormir con maquillaje es una opción terrible para la salud de la piel, especialmente la piel grasa. Esto se debe a que los residuos cosméticos obstruyen los poros, favoreciendo el aumento de la oleosidad, lo que puede llevar a la formación de puntos negros y espinillas. Para evitar este riesgo, acostúmbrate a desmaquillarte con agua micelar antes de dormir bien.

  1. Dormir 8 horas al día

Además de ser un excelente remedio para reducir la apariencia de las ojeras y la hinchazón de los párpados, dormir 8 horas ayuda a reducir la grasa de la piel. Este problema provoca un aumento de la producción de cortisol (hormona que se libera en los periodos de estrés), lo que se traduce en un aumento de la producción de sebo.

  1. Llevar una dieta saludable

Evitar la ingesta de alimentos grasos, como el chocolate, también previene el aumento de la grasa en la piel. Adopta una dieta más sana y equilibrada basada en verduras, frutas, hortalizas y carbohidratos. Verás cómo tu piel cambia a mejor.

MIRA ESTE VIDEO:


Deja un comentario