fbpx

Dragon Ball Super sale a la luz el Ultra Instinto de Goku y el Ultra Ego de Vegeta


Las transformaciones de Dragon Ball están a la orden del día, de forma que desde Dragon Ball Z hemos podido ver como Goku y los demás personajes han ido aumentando sus poderes a través de estos Power-Ups, ya sea mediante el Kaio ken, la transformación de Super Saiyajin, entre otras tantas.

No obstante, hay que decir que en Dragon Ball Super se introdujo el poder de los Dioses, siendo esta una fase que Vegeta y Goku ya han alcanzado, entre otros tantos personajes, a fin de poder está al nivel de los Dioses de la Destrucción y los Ángeles, los cuales están considerados dentro de este canon como los seres más poderosos que existen.

Las transformaciones más poderosas de Goku y Vegeta se unen para derrotar a Gas

De esta forma, actualmente Dragon Ball Super se encuentra en los que podrían ser los últimos coletazos del Arco de Granolah, en el cual Goku y Vegeta han descubierto la clave para poder derrotar a Gas, el principal antagonista físico (el rol principal se lo lleva su hermano Elec), el cual consiste en acudir a su orgullo como raza guerrera.

Y es justo en este momento cuando el manga de Toyotaro y Toriyama nos deja uno de los momentos más esperados de la serie, ya que, tras ves que Goku ha dominado el Ultra Instinto y que Vegeta es capaz de alcanzar el poder de un Dios de la Destrucción con el Ultra Ego, estos dos se han unido para combatir juntos contra Gas, tal y como podéis ver a continuación:

Dejando esta escena a un lado, de momento Gas es el guerrero más fuerte del universo tras haber pedido ese deseo a las Esferas del Dragón, por lo que está por ver si esto es suficiente para derrotarle o si, por el contrario, habrá que contar con la ayuda de Granolah para hacerse con la victoria, ya que este personaje se encuentra al borde de la muerte, pero posiblemente recuperándose de sus heridas.

La respuesta la obtendremos a mediados del próximo mes de junio, cuando se estrene el capítulo 85 del manga de Dragon Ball Super.


Deja un comentario