🥇 ¿Cómo son los síntomas del parásito gastrointestinal? | ✅ Saltar al contenido
NotimundoDBS

¿Cómo son los síntomas del parásito gastrointestinal?

A veces, los síntomas se parecen mucho al Síndrome del Intestino Irritable (SII), que incluyen hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento y calambres estomacales. En este estudio, por ejemplo, la infección con guardia se asoció con una tasa dramáticamente más alta de síntomas del SII incluso tres años después. Si ha estado tratando los síntomas del SII con la dieta en vano, es posible que tenga la culpa de un parásito.

Por otro lado, sin embargo, los síntomas pueden parecerse a cualquier otra cosa, y no se limitan al intestino. Desafortunadamente, esto convierte a los parásitos en uno de los principales objetivos de los vendedores de estafas en línea, porque la lista de síntomas potenciales es tan increíblemente larga y vaga que casi todos pueden encontrar algo con lo que identificarse. Los signos de una infección por parásitos varían desde problemas obviamente alarmantes y dignos de ER (diarrea con sangre, vómitos de proyectil) hasta problemas de bajo perfil que podría tener la tentación de superar (fatiga, dificultad para concentrarse).

Es importante recordar que tener uno (o incluso más) síntomas de una infección parasitaria no significa necesariamente nada: cuando los síntomas son tan vagos como “fatiga” y “pérdida de apetito”, ¡podría estar teniendo un mal día!

Dicho todo esto, aquí hay algunos síntomas comunes de infección con un parásito gastrointestinal:

Diarrea, estreñimiento, gases, hinchazón u otros problemas gastrointestinales.

Una variedad de otros problemas crónicos de salud (por ejemplo, fatiga, dolor en las articulaciones, problemas de memoria o concentración) que parecen no tener otra causa.

Pérdida de peso peligrosa a pesar de comer mucha comida.

Deficiencias de nutrientes inexplicables (por ejemplo, deficiencia de hierro a pesar de comer carne roja todos los días)

Debilidad inmune (siempre enfermarse)

Incluso hay evidencia de que enfermedades aparentemente no relacionadas como la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica podrían tener un vínculo con las infecciones parasitarias. Este estudio encontró que las personas con enfermedades inflamatorias del intestino (especialmente colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn) tenían más probabilidades de infectarse con un cierto tipo de parásito (blasto cistitis, una infección por protozoos) que los controles sanos.

Los síntomas no siempre aparecen de inmediato.

Los parásitos gastrointestinales son muy difíciles de tratar porque pueden ser completamente asintomáticos durante años antes de inflamarse. A veces, también pueden causar síntomas intermitentes que desaparecen y vuelven una y otra vez. Este documento, por ejemplo, describe cómo la infección con la guardia del parásito común a menudo causa síntomas a largo plazo que nunca parecen desaparecer definitivamente.