🥇 Como preparar el te verde y para que sirve | ✅ Saltar al contenido
NotimundoDBS

Como preparar el te verde y para que sirve

te verde

Es sorprendente que una bebida tan asequible, sabrosa y fácil de preparar pueda producir efectos tan positivos en el cuerpo y, al mismo tiempo, proporcionar una sensación tan reconfortante.

El té verde es para nosotros un descubrimiento reciente, un compañero de momentos agradables que nos conquista sorbo a sorbo, pero en Oriente es una de las fibras que teje la vida, estrechamente ligada al hombre desde hace casi 5.000 años, y una parte importante de su cultura.

Los principales países productores de té son China y la India, muy por delante de Sri Lanka, Kenya, Indonesia, Turquía y Japón. Menos de diez países producen té verde, con China a la cabeza.

El caso del Japón es curioso porque ocupa el segundo lugar, pero sólo exporta el 2%, principalmente a los Estados Unidos, e incluso importa de otros países para cubrir su notable demanda.

Propiedades del té verde


Como bebida no azucarada, no tiene calorías y no contiene proteínas, grasas o carbohidratos. Es rica en vitaminas como A, C y E, algunos del complejo B y oligoelementos como el manganeso (1,5 mg por vaso), el flúor, el zinc y el cobre, que suministra en pequeñas cantidades, ya que un vaso se prepara con sólo 2 g de hojas secas.

PODEROSO ANTIOXIDANTE


Pero sobre todo en un grupo de sustancias con una extraordinaria capacidad antioxidante que están atrayendo cada vez más atención en los estudios científicos: los polifenoles, también presentes en frutas y verduras, aunque en cantidades menores. Esto es particularmente cierto en el caso de un tipo de polifenol llamado catequinas, que son responsables de su poder protector.

CÓMO SE PREPARA EL TÉ VERDE


La forma clásica de preparar el té verde es hervir el agua y dejarla enfriar durante diez minutos para que la temperatura baje a 70-80 ºC.


El agua no puede ser del grifo, ya que el cloro y otros elementos afectarían su sabor y propiedades. Lo más adecuado es el mineral natural pobre en sodio y calcio.


La tetera se calienta antes de verter el agua sobre ella para que no baje repentinamente de temperatura.


La dosis de té es de una cucharadita – aproximadamente 2 g – por taza.
La mayoría de las variedades deben ser preparadas durante 2-3 minutos. Durante este tiempo podemos observar cómo las hojas se despliegan y liberan las sustancias beneficiosas y sabrosas que contienen.


Luego se pasa por un filtro (mejor tela que metal) y el té está listo. Si se desea, se puede añadir algo de caña o azúcar de caña (en cristales grandes), aunque no es necesario.