🥇 Como hacer Jarabe de Zanahoria para la tos, gripe y resfriado | ✅ Saltar al contenido
NotimundoDBS

Como hacer Jarabe de Zanahoria para la tos, gripe y resfriado

jarabe zanahoria tos gripe

Una gran manera de curar la gripe y tener una tos productiva es usar este jarabe de zanahoria casero con miel y limón.

Las zanahorias tienen propiedades expectorantes y antioxidantes que ayudan a combatir los resfriados y la gripe, incluyendo la reducción de los síntomas de la tos mediante la limpieza de las vías respiratorias y el alivio de la tos.

Veamos cómo prepararnos:

Ingredientes:

  • 1 zanahoria rallada
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de miel (sólo si es para niños ya mayores de 1 año de edad)

El método de preparación :

Frota la zanahoria o córtala en rodajas muy finas, luego ponla en un plato y espárcela con azúcar. Para mejorar el efecto, vierta medio limón y una cucharada de miel sobre todas las zanahorias.

El plato debe colocarse afuera y dejarse descansar unos minutos cuando las zanahorias empiecen a sacar su jugo natural, listo para comer. Se recomienda tomar 2 cucharadas de este jarabe por día, pero debe ser tratado con precaución, ya que contiene mucho azúcar, ya que está contraindicado para las personas con diabetes.

Cómo preparar jarabe de zanahoria para la tos, la gripe y los resfriados.

Las ventajas de este jarabe de zanahoria

Los ingredientes de este jarabe de zanahoria son eficaces:

  • Fortalece el sistema inmunológico, rico en antioxidantes y vitamina C;
  • Elimina la mucosidad de la garganta porque tiene un efecto expectorante;
  • Elimina la tos porque aclara la garganta;
  • Combate la gripe, los resfriados, la canela y limpia la mucosidad de la nariz, la garganta y los pulmones.
  • Además, este jarabe tiene un sabor riquisimo para el paladar y de igual forma es fácilmente tolerado por los niños.

Es un buen momento para tomar este jarabe por la mañana y después de una comida, ya que el índice glucémico no crece muy rápido, lo que hace que tengas hambre. Otra precaución importante es no dar este jarabe con miel a los niños menores de un año, porque existe el peligro de botulismo. En este caso, simplemente retire la miel de la receta, que también tiene el mismo efecto.